close
close

    El pánico del último año de cursada en contexto de pandemia y la única salvación: poner en juego todo lo aprendido

    El pánico del último año de cursada en contexto de pandemia y la única salvación: poner en juego todo lo aprendido

     

    Carla Asaf y Agustina Salvatierra

    alumnas del Programa Corto de Producción de Espectáculos Artísticos y Musicales

     

     

    El programa que estudiamos se enfoca en formar profesionales para la realización y producción de eventos de todo tipo, desde una obra de teatro hasta la realización de un concierto musical. Gracias a cada una de las materias que se encuentran en el programa, nos permiten desarrollar nuestras habilidades y técnicas de una manera mucha más profunda, para poder llegar a lograr nuestro objetivo de ser productores de espectáculos.

    En estos momentos, estamos transitando nuestro último año de forma remota a raíz de la pandemia, que está afectando al mundo del entretenimiento de una manera atroz. Tal es el punto que la industria tuvo que tomar nuevas medidas para poder seguir desarrollándose y poder coexistir de la mejor manera posible. Esto nos dio como resultado la adaptación forzosa a nuevas tecnologías para la realización de eventos, tanto en la industria del teatro como musical. Si bien hoy en día estamos trabajando para formarnos como profesionales del entretenimiento, nos preocupa el rumbo que estamos llevando a raíz de dichos acontecimientos. Y sabemos que es momento de poner todo lo que aprendimos en juego: es poner el conocimiento y la creatividad en funcionamiento.

    Una de las materias que nos tocó cursar en modalidad remota fue Dirección Artística. Esta materia es esencial para el programa corto ya que nos permite abocarnos a los conocimientos teóricos y prácticos del diseño artístico y el diseño de producción, aplicado a cualquier tipo de ámbito ya sea cinematográfico, teatral o televisivo. De esta manera, aprendimos sobre el trabajo que realiza un director de arte y como lleva a cabo sus propuestas de vestuario, maquillaje, escenografía, de iluminación y todos aquellos elementos que hacen que la ejecución de un proyecto artístico sea exitosa. Así pudimos definir nuestros estilos y marcar nuevas tendencias. Nos permitió encontramos, no solo de manera profesional, sino también un estilo personal.

    La dirección artística para nosotras, fue una manera de abrir una puerta desconocida, pasando por temas que nunca habíamos visto de la forma en la que Dario Feal, nuestro profesor a cargo de la materia, nos la presentó. Para el trabajo práctico final de la materia, se nos pidió realizar la escenografía y el vestuario completo para una obra de teatro basado en el cuento “Carta a una señorita en París” de Julio Cortázar. Nuestros diseños de escenografía y vestuario los pensamos en base a la década del ’50. Incluimos todas aquellas texturas, formas y colores que presentaba la época para poder darle forma a nuestras escenas y a nuestra indumentaria.

    Les dejamos una muestra de lo que fue nuestro trabajo práctico, el cual disfrutamos mucho de hacerlo, ya que no solo aprendimos a trabajar en equipo, sino que también cultivamos así nuevos conceptos para nuestro futuro. Y así abrir la puerta a otra forma de aprendizaje y otra forma de trabajo para este contexto que parece tan incierto. Ya tenemos más herramientas para enfrentarlo con más certezas.

     

     

     

    Para más información sobre el programa escribinos a mediosyentretenimiento@uade.edu.ar