close

La creatividad no entiende de pandemias

La creatividad no entiende de pandemias

 

En el marco del aislamiento social y preventivo a causa del COVID-19, una Licenciatura con alto contenido de materias prácticas como es Gestión de Medios y Entretenimiento se encuentra con un nuevo desafío: ¿Cómo llevar el contenido y el espíritu de la carrera a través de las pantallas?

La respuesta que encontramos es: con docentes inspiradores y alumnos con compromiso y creatividad.

Es motivo de orgullo que, remota, Gestión de Medios y Entretenimiento, sigue siendo Gestión de Medios y Entretenimiento. Les dejamos el testimonio de alumnos que han sido seleccionados por su docente, por tener un desempeño destacado en el marco de Dirección Artística.

¡Felicitaciones!

 

"SABOR A DELIA" - DIRECCIÓN ARTÍSTICA

La aparición de una pandemia ha puesto en juego nuestra creatividad como futuros Licenciados en Gestión de Medios y Entretenimiento y resolver una cursada remota. Puntualmente para el trabajo práctico final de la materia “Dirección Artística”, no solo importó nuestra capacidad intelectual para estar en contacto y trabajar mediante una plataforma virtual, sino que también, el desafío de aprovecharla como una herramienta nueva en nuestras vidas para poder diseñar nuevos proyectos.

El trabajo consistió en elaborar la propuesta artística de una obra teatral, basada en el cuento "Circe" de Julio Cortázar. Debimos idear y entregar bocetos de una posible escenografía, el vestuario junto al maquillaje y peinado, la iluminación adecuada para la propuesta y elegir el posible teatro en el cual se llevaría a cabo. Al principio nos resultó complicado buscar el punto de inicio a la propuesta, ¿Por dónde arrancamos? ¿Qué pensamos primero? ¿En qué época nos basamos? fueron algunas dudas que nos surgieron al comenzar este proceso creativo.

Investigando sobre el cuento, quisimos reflejar la esencia de la mitología griega tal como se connota en el relato de Cortázar. Al basarnos en la época de los 50, misma década en la que se publica el cuento, no queríamos quedarnos en lo cómodo y decidimos apostar en la propuesta artística dándole una vuelta de rosca, arriesgarnos en el género del vestuario y la extravagancia de la escenografía. A su vez, elegimos la sala Casacuberta del Teatro San Martín por su particular escenario construido sobre el proscenio, que se adecúa a la medida de la escenografía propuesta en tres niveles.

El trabajo no solo fue de gran utilidad para integrar todos los conceptos vistos a lo largo de la materia y ponerlos en práctica, también nos permitió dimensionar todas las tareas relacionadas con la dirección de arte al momento de producir una obra de teatro. Es por esto que, desde nuestra parte, encaramos el proceso como si fuese un verdadero anteproyecto de producción a ser presentado y potencialmente realizado, ofreciendo una propuesta artística para las diferentes áreas como vestuario, escenografía e iluminación. Para llegar a una entrega final exitosa, debimos buscar las herramientas apropiadas para el proceso de investigación de época y la elaboración de diversos bocetos y el secreto como equipo fue pensar en conjunto qué esperaríamos como consumidores de teatro, al ir a ver un clásico nacional literario llevado a la puesta de ficción que el teatro es capaz de reflejar.

Finalmente queremos agradecer a Darío Feal, nuestro profesor tutor de la materia, por brindarnos este espacio para nuestra formación profesional en el área de la dirección artística.

La imaginación y creatividad no tiene barreras físicas, aprovechemos al máximo cada situación que se nos presente sin que el contexto nos condicione. ¡Todo se puede lograr si hay ganas para hacerlo!

“El pesimista ve dificultades en cada oportunidad. El optimista ve oportunidades en cada dificultad” - Winston Churchill.

 

Castaño Emiliano

Di Santo Tomás

Ferrandi Antonella