close

Mirando al pasado para entender el presente y proyectar el futuro

Mirando al pasado para entender el presente y proyectar el futuro

 

Por Milagros Sabater

Flamante graduada de Gestión de Medios y Entretenimiento

 

Sin dudas el 2020 es un año del que nadie se va a olvidar. En particular, en el ámbito de la educación, de un día para el otro los métodos de enseñanza cambiaron, pero la esencia siguió siendo la misma. Profesores dedicados y dispuestos a darlo todo, y alumnos comprometidos con el aprendizaje, poniendo a prueba su creatividad, que en momentos de crisis es donde muchas veces se obtienen los mejores resultados.

En mi caso, se sumaba al hecho de estar cursando de forma remota, que era mi último cuatrimestre de la carrera. A pesar de todos los cambios, lo tomé como algo positivo, y pude dedicarle mucho más tiempo a las materias y proyectos que se nos proponían.

El trabajo práctico final que se nos propuso para la materia ‘Historia del Entretenimiento’ fue uno de los que más me gustó. Teníamos que inspirarnos en los mitos de ‘Orfeo y Eurídice’ y ‘La hija perdida de Deméter’, y tomar elementos de la radionovela para desarrollar una nueva propuesta en formato de podcast (en el caso de mi grupo), dispositivo que cada vez está creciendo más en la industria del entretenimiento.

Sin conocer a ninguno de mis compañeros con los que cursaba la materia, a través de Teams, 5 compañeras me dejaron sumarme a su grupo. Nos juntamos muchas veces para preparar el trabajo, y parecía como si nos conociéramos de siempre. Prueba de que podemos seguir haciendo amigos hasta el final de la carrera, y a distancia.

Nos comprometimos mucho con el trabajo y cada una proponía ideas, y a medida que fuimos descartando, leyendo e investigando, surgió MITOFRECUENCIA, un podcast para niños y niñas que trata un mito griego narrado en primera persona por un Dios o Diosa de la mitología en cada episodio.

Me pareció muy interesante este trabajo porque, en primer lugar, teníamos que crear una propuesta innovadora que funcionara en el mercado, por lo que la materia terminaba siendo no solamente teórica, sino sumamente práctica en esta etapa. Entendí la importancia de conocer la historia de todos los dispositivos, formatos y lenguajes, ver como todo se relaciona, y poder determinar que es lo que funcionó o no en el pasado y por qué, para poder crear nuevas propuestas en el presente que sepamos que van a funcionar.

Les quiero agradecer especialmente a Patricia Relats e Isabel Crubellier que nos apoyaron y calmaron nuestras ansiedades a lo largo de todo este cuatrimestre tan atípico y estuvieron siempre disponibles para nosotros. También le agradezco al resto de los profesores que tuve, y a los que no también, por el esfuerzo enorme que hicieron estos meses para hacer las clases lo más dinámicas posibles a través de las pantallas.

Y por último un agradecimiento a la Universidad también, por estar lista desde el primer momento para que sigamos aprendiendo.