close
close

    Modelo UADE para la prevención de incendios forestales

    En nuestro país han sido pocos los estudios e investigaciones realizados para tratar la problemática de incendios forestales. Y los efectos del fuego han sido desvastadores: en nuestro país, tan solo en 2020, se iniciaron más de 70000 focos de incendio, liderando Argentina durante varios meses de ese año el ranking de países con mayor cantidad de incendios forestales del mundo, según datos provistos por el Instituto Nacional de Investigación Espacial del Brasil. Y en 2021, se perdieron 6.000 hectáreas de bosque nativo en Neuquén (Aluminé), 800 hectáreas de los humedales de San Fernando (Buenos Aires) considerado "Reserva de Biósfera" y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y 66.000 hectáreas en Córdoba por nombrar solamente algunos casos.

    Para ayudar a resolver este déficit, un grupo de investigadores de UADE, liderados por Ana Martinez Saucedo y Pablo Inchausti, tienen como principal objetivo describir cómo la aplicación de modelos de Machine Learning puede contribuir en la sustentabilidad de los recursos naturales, iniciando la investigación en la prevención de los incendios forestales, con el objetivo futuro de extrapolar estos conocimientos adquiridos a otras actividades en donde los recursos naturales sean clave para su desarrollo.

    El modelo de trabajo de los investigadores de UADE, Machine Learning, es un paradigma en el que se viene trabajando a nivel mundial y que, aprovecha la disponibilidad de una gran cantidad de datos satelitales y ambientales abiertos, y las novedosas soluciones en el ámbito del IoT (Internet of Things) para predecir la ocurrencia y magnitud de incendios forestales. Todavía en una etapa incipiente, en las últimas tres décadas la predicción de incendios forestales a través de modelos de Machine Learning se viene perfeccionado conforme la tecnología va avanzando. Y la aplicación de los investigadores de UADE es de las pocas que hoy se está trabajando en la Argentina.

     

    “Los primeros resultados obtenidos fueron modelos de Machine Learning que predicen la ocurrencia y magnitud de incendios forestales en el Partido de Pinamar”, aseguraron los investigadores. Una ciudad balnearia de la provincia de Buenos Aires con 40.000 habitantes pero que durante el verano duplica esa cifra. Por su topografía, de bosque y playa esta zona suele ser propensa a sufrir incendios forestales. En diciembre de 2021 se quemaron 40 hectáreas de bosque nativo; evento que puso en vilo a la ciudad y requirió de la tarea de más de 100 Bomberos Voluntarios que integran el cuerpo local. 

    Tomando datos del Servicio Meteorológico Nacional, imágenes satelitales de la NASA e información brindada por los Bomberos Voluntarios de la localidad sobre donde se produjeron los incendios en los últimos años, se puede relacionar al Índice Normalizado de Vegetación (NDVI) con otras variables ambientales. Este índice puede reflejar cuán saludable se encuentra la vegetación en un área dada. Cuanto más seca se encuentre la vegetación, mayores son las probabilidades de que se genere un incendio. Con estos números junto con otros indicadores ambientales, es más fácil identificar las zonas que se encuentran en riesgo. Esto sería de vital ayuda para los pinamarenses, que todos los años sufren incendios donde algunos de ellos pueden durar entre 24 /48 hs, evitándose grandes consecuencias ambientales y económicas.

    Se espera que esta novedad ayude a nuestro país a mitigar alguno de los efectos más notorios de los incendios forestales. En primer lugar, el impacto más notorio se ve sobre la fauna, específicamente en la pérdida de su hábitat natural donde se ve reducida su diversidad y abundancia relativa. Por otro lado, se producen desequilibrios en el ecosistema. Dado que las especies con mayor movilidad migran hacía otro lugar en busca de refugio generando una gran presión sobre el nuevo ambiente. En cuanto al aspecto económico, el Ministerio de Medio Ambiente informó que, en 2021, destinó $ 3.058 millones (27.611.379 USD) al Servicio Nacional de Manejo del Fuego. Según la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (Faima) las pérdidas por los incendios llegaron a 3.850 billones de pesos (34.762.979.683.972 USD) en 2020. En números concretos representa tres veces la recaudación de la AFIP de diciembre último y equivale a los recursos que el Gobierno Nacional coparticipó a las 24 jurisdicciones en el 2021, según información estimada por Infobae (https://www.infobae.com/sociedad/2022/01/27/las-perdidas-estimadas-por-los-incendios-forestales-en-el-pais-ascienden-a-3850-billones/

     

    El desarrollo de modelos como los desarrollado por los investigadores de UADE marca el puntapié inicial en nuestro país para ampliar la línea de investigación hacia la incorporación de sensores en puntos estratégicos que permitan recolectar datos primarios sobre posibles focos de incendio y así alertar tempranamente el inicio de un incendio forestal a las autoridades pertinentes. Bienvenida sea la tecnología cuando se trata de evitar graves consecuencias económicas, ambientales y humanas en la sociedad.