close
close

    ¡Volvimos al Campus!

    El pasado 17 de agosto, en UADE reanudamos las clases teóricas presenciales en nuestro Campus Buenos Aires, y el 5 de agosto en nuestro Campus Costa Argentina. Estas clases se sumaron a las prácticas presenciales que ya se venían dictando, desde el inicio del cuatrimestre, en laboratorios y talleres respetando condiciones de aforo y sanitarias muy estrictas, contando con el aval sanitario del GCBA y la aprobación del Ministerio de Educación. Esta semana, con la ampliación del dictado de clases se han sumado unos 1400 alumnos y cerca de 100 docentes que asisten a UADE, en cada uno de los turnos (mañana, tarde y noche), totalizando aproximadamente 4500 asistencias por día.

     

    En esta vuelta a la presencialidad, el primer paso en reanudar las clases teóricas presenciales se dio en la sede UADE Costa Argentina que abrió nuevamente sus puertas el pasado jueves 5 de agosto. Los primeros en volver a las aulas fueron los alumnos de la Tecnicatura Universitaria en Arte Culinario y del Curso de Cocinero Profesional que comenzaron su cursada en forma presencial, cumpliendo con el aforo y medidas sanitarias establecidas por las autoridades de la provincia. En esta nueva etapa de apertura todos los alumnos de las sedes, que estén interesados, podrán inscribirse para cursar en forma presencial materias regulares intensivas en la sede Costa, hasta un máximo de 20 alumnos. Podrán alojarse en el Hotel Escuela del Campus Costa, en habitaciones individuales, con todas las condiciones de seguridad requeridas.

     

    Con respecto a la modalidad de cursada, las clases presenciales se desarrollan en un escenario mixto -o hibrido-, ya que todas las aulas de la universidad cuentan con equipos multimedia que permiten que el docente - presente en la Universidad- comparta el dictado de las clases de manera simultánea con alumnos presentes en el aula y con alumnos que participan desde sus hogares.

     

    La asistencia de los alumnos se determina en función de las posibilidades concretas que posean para asistir y trasladarse a la universidad y respetando estrictamente la conformación de cada curso. Para garantizar la seguridad, tanto de alumnos como de docentes, se implementan sistemas de control de temperatura y los ingresos; recesos intermedios y salidas son escalonados para evitar la aglomeración de personas. Se ocupan solo las aulas que poseen ventilación cruzada; es obligatorio el uso de tapaboca durante todo el tiempo de permanencia en la Universidad y se debe mantener una distancia mínima de -por lo menos- 1,5 metros dentro de las aulas y demás espacios. Entre los diferentes turnos de clases se sanitizan todas las aulas.

     

    En una primera etapa, se están dictando en nuestras aulas aquellas materias que pedagógicamente requieren mayor presencialidad y contacto directo con los docentes, y que además se corresponden con los primeros años de las carreras. Es muy importante que incorporemos rápidamente a la vida presencial universitaria a aquellos alumnos que, dado el desarrollo de la pandemia, iniciaron sus carreras de manera remota con escasa o nula presencia en las aulas. A continuación, iremos sumando a los alumnos de años superiores e iremos incrementando los cursos presenciales hasta que, si las condiciones epidemiológicas evolucionan favorablemente y lo permiten, alcancemos la normalidad en las aulas.

     

    A través del programa Bienestar, en curso desde el inicio de la pandemia, UADE fue desarrollando diferentes protocolos que se fueron ajustando a las posibilidades de dictado presencial de clases, convirtiéndose en la primera Universidad en la Argentina en acceder al uso del “Sello IRAM Protocolo COVID-19 Verificado”, y a la fecha todas sus sedes cuentan con esta certificación, tanto las de Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Recoleta y Monserrat) como UADE Costa (Pinamar).