close

La Maestría en Dirección de Empresas tiene como propósito formar profesionales capaces de gestionar en todo tipo de organización.

El diseño del plan de estudios contempla el desarrollo de estas competencias en cuatro niveles, relacionados con distintos roles:

  • Emprendedor (quien crea desde el inicio una empresa, combinando en forma efectiva un conjunto de recursos hacia una finalidad no pre-existente)
  • Director General (quien dirige la empresa como un todo para garantizar su funcionamiento y el logro de la finalidad definida)
  • Jefes (quienes alinean sectores de la empresa con la finalidad de la misma)
  • Responsables de una posición sin mando (personas que deben aportar una contribución al funcionamiento de la organización, sea en forma individual o sea en forma integrada a un equipo de trabajo).

 

El foco de la Maestría en Dirección de Empresas recae en el desarrollo de la capacidad de gestión directiva y de generación de valor en los tres primeros roles, apuntando a la formación para la gestión como jefatura de nivel superior como prioridad de corto plazo en el desarrollo del egresado.

Para el desarrollo de estas competencias, el plan de estudios ha sido diseñado sobre la base de la siguiente estructuraejes formativos trasversales que agrupan distintas actividades curriculares a lo largo de la formación.

  • Eje de gestión: apunta al desarrollo de los conocimientos y destrezas necesarias para la gestión entendida como la capacidad en todo nivel de "definir lo que hay que hacer" (la gestión estratégica, incluyendo la definición de la finalidad, la lectura del contexto, y la elaboración del plan que garantice el mayor valor agregado en la consecución del fin en ese contexto), y luego “de concretar lo definido” (la gestión operativa, incluyendo la programación del plan, elaboración de tableros de control, definición de procedimientos para la acción, control de la gestión real en sus procesos y resultados, e implementación de acciones de mejora permanente).
    Eje de generación de valor: se orienta al desarrollo del emprendedurismo entendido como la capacidad real de generar valor, sea creando una organización (entrepreneurship), o bien enriqueciendo cualitativamente una organización existente con un nuevo negocio o con el replanteo de los aportes sectoriales (intrapreneurship).
  • Eje del autodesarrollo: apunta a promover la responsabilidad por el propio autodesarrollo profesional, con foco en las competencias, personales, sociales y éticas que deben ser el soporte de la gestión.

 

Áreas funcionales

Se orienta al desarrollo de los conocimientos y metodologías relacionadas con la gestión de las áreas funcionales claves del negocio (planeamiento; administración; finanzas; comercial; operaciones, tecnología y supply chain; recursos humanos; sistemas e institucional), y su interrelación e integración a nivel empresa. A partir de una base común, el plan de estudios ofrece a los estudiantes la posibilidad de profundizar su formación en ciertas áreas funcionales con una oferta de asignaturas optativas.

 

Integración teoría y práctica

Los contenidos contemplan no sólo la información conceptual y los conocimientos teóricos necesarios para la comprensión y análisis de la realidad de una empresa, sino también las capacidades prácticas de intervención; ambos resultan componentes mutuamente constitutivos e imprescindibles para la formación de las competencias vinculadas con la gestión en todos sus aspectos. Por ello, en las modalidades de enseñanza adoptadas, la formación práctica se integra en espacios teórico-prácticos, enfrentando a los alumnos a situaciones problemáticas de complejidad creciente.