La complejidad y diversidad de las situaciones que se le plantean al psicólogo en la actualidad, hace necesaria la instrumentación de respuestas eficaces y de alternativas válidas. El avance de la ciencia y la tecnología, en particular de las ciencias cognitivas, nos permite contar con nuevas herramientas para la comprensión del funcionamiento de la mente y, por ende, de la conducta humana, tanto normal como patológica. Hablar de cognición implica adentrarse en el estudio de funciones complejas como atención, percepción, memoria, razonamiento, imaginación, toma de decisiones, pensamiento y lenguaje. Funciones que el psicólogo debe conocer en profundidad para desempeñarse en los diferentes campos de su ejercicio profesional. Los contenidos de esta materia se articulan con los de otras asignaturas de la Carrera de Psicología (Psicología General, Escuelas en Psicología, Psicología del Trabajo, Métodos Terapéuticos y Conflictos y Mediación)