La neurofisiología y la biología del comportamiento se refieren al estudio, en el marco del método científico, de la estructura y el funcionamiento del sistema nervioso central y abarca desde la morfología y fisiología básica hasta la organización compleja del sistema nervioso que se manifiesta en el conocimiento de las bases neurobiológicas del sistema sensorio-motor, la conducta, memoria, lenguaje y procesos afectivos-cognitivos. Estas complejas funciones del cerebro son el resultado de la interacción de factores genéticos, desarrollo madurativo y evolutivo, y factores ambientales que en el ser humano son histórico- culturales. Es en este sentido que la complejidad y multideterminación bio-psico-social del ser humano, su largo período de inmadurez y, prolongado crecimiento y dependencia del medio ambiente permite una amplia variedad de conductas y adaptación a ambientes cambiantes que requieren de una mayor capacidad de aprendizaje que posibilitan una preeminencia de lo adquirido (aprendizaje, memoria, lenguaje) y una mayor capacidad de interacción social. Asistimos así a una importante convergencia entre la mente biológica, el cerebro y su compleja organización y la mente cultural, resultado del encuentro del cerebro con el medio ambiente. De este modo podemos comprender los mecanismos de funcionamiento cerebral y su fisiopatología, es decir las alteraciones del sistema nervioso central que nos permiten diagnosticar e indicar una terapéutica apropiada. Esta asignatura acerca al futuro psicólogo a la problemática de lo neurobiológico y le aporta contenidos conceptuales para el diagnóstico neuropsicológico, valores y juicio crítico para su labor interdisciplinaria y colabora en la comprensión de la motivaciones del comportamiento y sus distorsiones